LA DEVOCIÓN Y FE GUAYREÑA AL CRISTO DE LA SALUD

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on skype
Share on email

A pesar que las manifestaciones de Fe y devoción del pueblo Guayreño al Santo y Venerado Cristo de la Salud de La Guayra, no ha alcanzado los ribetes de publicidad similares a las expresadas hacia la virgen de Chiquinquirá, la virgen del Valle, La Divina Pastora, o el Nazareno de Achaguas, por sus fieles o seguidores en esas regiones del País, los Varguenses nos sentimos honrados y orgullosos de tener en la Iglesia Catedral de La Guayra a una de las principales referencias de la cristiandad, de mayor abolengo y tradición en todo el País.

 

Si hacemos un breve repaso de la implantación de la cristiandad en nuestro país, gracias a la aparición de las diversas manifestaciones religiosas, observamos que la primera imagen cristiana, criolla en esencia, es la Virgen del Valle, luego siguen La Cruz de San Clemente en Coro, El Cristo del Tocuyo, nuestra Señora de la Concepción de Táriba, nuestro Cristo de La Salud,  la Patrona de Venezuela, La Virgen de Coromoto, después la virgen de Chuiquinquirá, patrona de Maracaibo,  El Nazareno de San Pablo, luego la Virgen de La Divina Pastora, El Cristo del Buen Viaje de Pampatar y continúan El Nazareno de Achaguas, la Madre San José  de Maracay,  la virgen de Betania  y otros, que han sido motivantes para que la feligresía de dichos pueblos, trabajen mancomunadamente en aras de construir instituciones que alimentan la fortaleza de sus integrantes y le dan raigambre a los a la ciudadanía de los mismos en provechos de sus exigencias y necesidades.

 

Si Guayreños, aquí en nuestras franja costera, cada 17 de Marzo se cumple un nuevo aniversario de haber llegado al puerto de La Guayra el Venerable Crucifijo, y a pesar de decir en la caja en que venía, que su destino era Maracaibo, los Guayreños de entonces en el año de 1.600, lo sacaron de ella y decidieron realizar una procesión con dicha imagen, dentro de la fiestas pascuales de esa semana mayor.

 

Urgidos en quien depositar su Fe y sus creencias, los Guayreños asumieron esa imagen como algo propio, y la emotividad despertada durante esas procesiones regocijó a las familias del pequeño poblado de tal manera, que a partir de ese momento se produjo un matrimonio, o una empatía de sus pobladores con la Venerable imagen del Cristo.

 

Esa emotividad y devoción hacia el Cristo despertó los más variados sentimientos entre los feligreses Guayreños, al extremo de no permitir que dicho Cristo continuase su tránsito hacia su destino, la ciudad de Maracaibo y fue dejado en la Iglesia de La Guayra, la cual estaba ubicada en lo que es hoy la Plaza Vargas. Así de esta manera, los píos y devotos del cristianismo empezaron a cultivar su Fe y amor con más intensidad en esta franja costera, convirtiendo a La Guayra en una de las principales ciudades marianas del País.

Esta querencia y devoción por el Cristo de la Salud, motivó a algunos Guayreños a plantearse la creación de una cofradía que reuniese a todos los creyentes y devotos de la religión cristiana en el litoral, imponiéndose condiciones mínimas para su asociación. Fue así como Manuel Pinto Almeyda, fervoroso y creyente parroquiano, inició las gestiones ante las autoridades eclesiásticas para crear la cofradía del Santo Cristo de la salud de La Guayra, y la Iglesia Catedral de Caracas contestó en Marzo de 1.658, concediéndole la licencia respectiva para fundarla.

 

Al lograr la fundación de la cofradía del Santo Cristo de la Salud de La Guayra, esta estuvo integrada por la mayoría de los fieles Guayreños, dentro de sus postulados estaba el hermanar y agrupar todos los grupos étnicos residenciados en el litoral, lo que nos demuestra el grado de tolerancia y amplitud de sus propulsores, y nos permite a nosotros Guayreños de estos tiempos expresar que así como se dice que La Guayra es la cuna de la libertad americana, es también de la igualad de las clases sociales y también la génesis de las cofradías religiosas en el país.

A esta Venerable imagen del Cristo de la Salud se le atribuyen muchos y variados milagros y entendemos que debe ser cierto, dado que esa cofradía creada en 1.658, ha funcionado ininterrumpidamente por espacio de (362) trescientos sesenta y dos años,  celebrando y aupando las cosas interesantes, urgentes e importantes para el devenir de la cristiandad con La Guayra, y ha velado permanentemente en celebrar con mucha modestia esta fecha aniversaria tal como se celebra  en cada oportunidad, los 17 de Marzo.

 

Una de las cosas por destacar es que en La Guayra han acontecido siete desgracias, similares al deslave de 1.999 y la creencia y Fe de los feligreses en esta figura venerada, les lleva a decir que las tragedias no han sido mayores y no han destruido a La Guayra por servir la misma de sede al Santo Cristo de la Salud. A lo mejor tienen razón quienes expresan este sentir y nosotros nos sumamos a la misma.

 

Lo importante de esto es que cada 17 de Marzo, de cada año, los Guayreños y Varguenses en general, gracias a la acción mancomunada de los pastores de nuestra iglesia y quienes integran la cofradía señalada, nos preparamos para renovar lo más Sagrado que concibe cualquier ser humano, como es nuestra Fe y nuestra creencia en la religión que profesamos por mayoría los Venezolanos, como es la católica.

 

Ojala que esta creencia, devoción y Fe irradie hacia todos los quienes vivimos en esta franja costera y le pidamos en cada 17 de Marzo al Cristo venerado, que ilumine a sus seguidores, y en especial a quienes están gobernando transitoriamente la región en aras de producir planes, programas y proyectos que redunden en la tarea de la reconstrucción de La Guayra, para que sus habitantes puedan lograr elevar su nivel y calidad de vida. Te lo pedimos señor.

 

Por Rubén Contreras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

buscar