LA AYUDA HUMANITARIA Y EL TRATAMIENTO ADUANERO A LAS CARGAS DE IMPORTACIÓN

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on skype
Share on email

A dos años de las tragedias ocasionadas por el huracán Irma aún bulle en el recuerdo la obligante evacuación masiva Miamense ante los pronosticados embates que produjo esa descomunal tormenta en aquel septiembre de 2017, la orden de evacuar cerca de seis millones de humanos se hizo perentoria en el Sur de la Florida por lo menos desde una semana antes de anunciarse la “visita de paso” de tan indeseable visitante, la televisión, “en vivo y en directo” mostraba el “ojo del huracán” que con “mirada” y efecto monstruoso y arrasante venía asolando catastróficamente varios países del caribe occidental produciendo tras de sí ruina y desolación, la magnitud de lo que podría haberse convertido en gran pérdida de vidas humanas ante la “inminente invasión del mar” sobre la gigantesca explanada que constituye ese Estado de 21 mlls. de habitantes, de grandes superficies de manglares y lagartos, y en el que la cima más alta hacia el Sur no supera los cuarenta metros promedio de altitud sobre el nivel del mar excepción hacia las cercanías de Alabama que apenas remonta hacia los 100 metros.

Tragedias como esta y muchas otras similares o de diferente naturaleza (volcanes, tsunamis, ciclones, terremotos, incendios, deslaves, desbordamientos de ríos, avalanchas, derrumbes, guerras, diásporas, etc.) causantes de grandes estragos a la humanidad, necesaria y excepcionalmente exigen del concurso de diferentes especialistas profesionales y voluntarios organizados, del concurso intergubernamental y de organizaciones de ayuda humanitaria internacional AHI, tales como la Agencia de la ONU para los refugiados ACNUR; El Fondo de las Naciones Unidas para ayuda humanitaria a niños y madres en países en Desarrollo UNICEF; La Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios OCHA; La Unión de Asociaciones Diocesanas dedicadas a actividades de caridad CARITAS, el Comité Internacional de la Cruz Roja CICRI y diversas ONGs etc., todas con objetivos similares pero que a decir de algunos suelen encontrar muchos obstáculos en los ámbitos aduaneros locales, regionales o internacionales.

La AHI comporta grandes movilizaciones de mercancías de todo tipo, bienes y recursos que en sumatoria representan altísimos valores y cantidades transitando diversos recorridos hasta traspasar las fronteras aduaneras donde el consignatario, organización, ONG o entidades autorizadas las disponen en grandes sitios de acopio o almacenamiento desde donde se distribuyen a los responsables de su entrega a los afectados finales, se trata de bienes de naturaleza variada tales como: CARPAS, AGUA POTABLE, MEDICINAS, ALIMENTOS, CALZADOS, VESTIDOS, VIVIENDAS PREFABRICADAS, EQUIPOS PESADOS, HERRAMIENTAS, UTENSILIOS DIVERSOS, MATERIALES DE DISTINTA NATURALEZA, MOBILIARIOS, REFUGIOS PORTATILES, LENCERIA, INSUMOS DIVERSOS, INFRASTRUCTURAS ESCOLARES, MENAJES, PLANTAS ELECTRICAS, BAÑOS PUBLICOS incluidos RECURSOS HUMANOS Y ANIMALES VIVOS ESPECIALIZADOS EN RESCATES etc., todo ello eventualmente comprendido bajo el término de asistencia, socorro o AHI para lo cual se cumplen protocolos de seguridad y certeza, bienes que por su naturaleza, cantidad y volúmenes ameritan de conocimiento en el tratamiento que han de recibir por parte de los antes mencionados especialistas en prestación de servicio a la carga.

Un factor necesario e insoslayable precisamente lo constituye el suministro de servicios por parte de especialistas aduaneros capacitados en la práctica en el manejo y tratamiento de la carga para ayuda humanitaria así como en el manejo de la logística del transporte internacional, seguro a la carga, almacenamiento, depósitos o centros de acopio, agenciamiento aduanero, movilizaciones en y desde puertos, aeropuertos o zonas fronterizas, manipulación, conservación, distribución de la mercancía, etc. lo cual comporta gestiones previas oficiales de los consignatarios de la mercancía, esto es, cumplimiento de procedimientos, solicitudes de autorizaciones de facilidades, gestiones de permisería ante organismos públicos oficiales, con los cuales una vez cumplidos se posibilitarían las declaraciones aduaneras y el ingreso de bienes sin obstáculos y a tono con la urgencia, solidaridad y reacción de esas organizaciones humanitarias prestas a brindar la ayuda y socorro ante las emergencias presentadas a favor de sobrevivientes y afectados que, como hemos dicho, la mayoría de los casos es coordinada, entre otros, por organismos internacionales o entidades como las mencionadas en el 2º párrafo de estas breves notas.

Recordemos que toda importación de mercancías por lo general constituye parte de actividades de comercio exterior, sean compradas, vendidas, donadas o regaladas, etc., en cualquier caso su entrada o salida del país supone pago de impuestos, supone también cumplimiento de requisitos, trámites y obligaciones legales que deben tramitarse y cumplirse por parte del consignatario o expedidor con antelación a su declaración y supone permanencia de la misma en depósitos temporales autorizados mientras se cumplen los trámites aduaneros administrativos propios de la manipulación a la carga en donde quedan bajo la esfera y competencia de las autoridades aduaneras; en el caso de las mercancías que forman parte de la AHI dichas obligaciones no constituyen excepción salvo que los efectos sean descargadas o embarcados en forma directa o, que por su naturaleza o características especiales deban permanecer la orden de la aduana en otros lugares o las que por su estado o permanencia sean mercancías perecederas y mercancías que por su naturaleza y necesidad se consideren envíos urgentes; en estas posibilidades ya se asoman circunstancias especiales que se configuran en facilidades para su disponibilidad

En estas circunstancias,  la aplicación del impuesto de importación en aduanas, el impuestos al valor agregado IVA y la tasa por determinación de régimen aduanero aplicable y adicional y excepcionalmente otros tipos impositivos son causables y exigibles, pero recordemos también que desde el punto de vista fiscal se aplican o ejecutan beneficios condicionados al cumplimiento de determinadas obligaciones que permiten las dispensas de dichos pagos, no puede dejar de mencionarse la exigibilidad de permisos, autorizaciones, delegaciones, prohibiciones, registros, certificaciones, licencias y constancias u obligaciones documentales diversas según la naturaleza de los productos a través de los cuales se controla y regula el comercio exterior del país, lo cual es también como dijimos, una actividad de ejecución y control aplicable por la aduana, junto a las demás misiones contempladas en la legislación aduanera, algunas también mencionadas anteriormente.

Conocidas estas circunstancias, conviene revisar el carácter de las importaciones de productos que forman parte de la AHI, si las instituciones de las cuales se ocupan la van a utilizar para el cumplimiento de finalidades humanitarias y, si en consecuencia están favorecidas mediante mecanismos especiales de facilitación y beneficios fiscales dada la finalidad a la cual están destinadas y, canalizar el cumplimiento de formalidades apropiadas, lo cual requiere de la revisión técnica, jurídica, documental y procedimental a cumplir desde el punto de vista aduanero por ante las diferentes instancias oficiales por las cuales se debe actuar, incluidos los puntos y oficinas aduaneras fronterizas.

Dentro del ordenamiento y contexto jurídico a considerar, se encuentran normas para el análisis de la AHI nacionales que no pueden pasar desapercibidas, mencionamos sin carácter limitativo:

La CNRBV en lo referente a los Estados de Excepción,

La Ley que Regula los Estados de Excepción y el Decreto Sobre Estados de Excepción que se encuentre vigente;

El DCRVFL RP de la Ley Orgánica de Aduanas (LOA, 2014),

El Reglamento General de la LOA (1.991);

El Reglamento de la LOA sobre los Regímenes de Liberación, Suspensión y Otros Regímenes Aduaneros Especiales (1.996);

El Reglamento de la Ley Orgánica de Aduanas Relativo al Sistema Aduanero Automatizado (2004);

La Ley Sobre el Delito de Contrabando (2010),

El Código Orgánico Tributario COT (2014);

La Ley del Impuesto al Valor Agregado IVA (2.017), entre otros.

Con base a esta estructura normativa y en la de carácter internacional adoptada por Venezuela que se anota más adelante se pudieran formular, fundamentar, integrar y actualizar en una norma sencilla de fácil comprensión los aspectos vinculados al tratamiento aplicable en aduanas a la AHI.

Así mismo, para una debida clarificación del tema, el examen debe versar sobre los contenidos concernientes a regulaciones, procedimientos, aplicación de impuestos o dispensas fiscales previas a la importación, trámites y condiciones para su obtención, cualidades, tipos de bienes, excepciones a las exigencias de permanencia de las mercancías en las zonas de almacenamiento, posibilidades de efectuar descargas directas, traslados fuera de las zonas de carga, permanencia en otros lugares, tratamiento aplicable a productos que por su naturaleza y características especiales deban permanecer a la orden de la aduana en otros lugares como sucede con el caso de los envíos urgentes de desaduanamiento rápidamente y con prioridad por su naturaleza y por urgencia debidamente justificada, así como materiales a utilizar para la búsqueda, investigación y salvamentos, para todos los cuales se comprenden diferentes actividades de carácter procedimental, documental y fiscal.

En el plano internacional, bien a título doctrinario o de aplicación por aprobación y adopción dentro de los ordenamientos jurídicos internos de los Estados, tan importante como a lo interno, tenemos por ejemplo:

La Convención de Kyoto Revisada (2006), en la cual, sobre el tema de la simplificación y armonización de los procedimientos aduaneros tiene referencias claras al tratamiento aplicable a mercancías para socorro a las que debe aplicarse prioridad en las llegadas sugiriéndoseles la exención del pago de impuestos;

La Convención de Estambul, Anexo B9, que también promueve simplificación y armonización, en el caso de las admisiones temporales lo cual abarca bienes importados para finalidades humanitarias y para equipo médico.

La OMA-Consejo de Cooperación Aduanera nos habla en la recomendación del 08 de junio de 1.970 del rápido despacho de mercancías de socorro en caso de desastres, de brindar facilidades de entrada, tránsito y salidas de personal y de productos para rescate además de la necesidad de darle fluidez al despacho aduanero para que los bienes lleguen a las victimas rápidamente.

El Acuerdo Modelo Oficina de las Naciones Unidad para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) – OMA mediante el cual se configura un patrón de referencia para la facilitación de la entrada y salida de equipos y personal de labores humanitarias, además comprende instructivos o directrices y reglamentación sobre las actividades internacionales de socorro en casos de desastres (“Directrices IDRL”) en las que además se tratan temas referidos a recomendaciones gubernamentales de carácter legal, planes y regulaciones sobre desastres en casos de socorro.

La Resolución General de Nacionales Unidas 46/182 para la coordinación de emergencias humanitarias, compuesta por 12 principios de aplicación en materia de asistencia humanitaria.

Como se nota, sobran lineamientos y normas para el tratamiento aplicable en el mundo a la AHI, quizás muchas de ellas dispersas en el amplio mundo del derecho, persistiendo, no obstante en muchos ámbitos foráneos inclusive, continuas quejas en torno al tratamiento dado a la AHI en aduanas, sería ideal acoger de manera estandarizada e imparcial todos aquellos elementos nacionales e internacionales sobre AHI y promover en el plano nacional o foráneo la publicación de manuales que recojan instrumentos, facilidades, procedimientos, tratamientos fiscales de excepción, condiciones, desaduanamientos o nacionalizaciones, etc., relativos al tratamiento de la AHÍ

Por Gustavo Cárdenas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

buscar

¡Sea parte de nuestra familia!

Suscríbase en nuestro Blog y tendrá a su disposición toda la información que necesite de nuestros servicios, además de contenido útil para usted