EXPORTACIÓN CHATARRA FERROSA

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on skype
Share on email

Intentemos sumergirnos en los requisitos vinculantes para exportar el producto denominado Chatarra Ferrosa desde Venezuela a cualquier destino que se requiera, previo a destacar que esta mercancía si bien es cierto para algunos no es más que un desecho o basura contaminante, para otros es de gran valor, pues es susceptible de convertirla en materia prima para de nuevo incluirla en la cadena productiva sobre todo en empresas siderúrgicas.

Partiendo de esta premisa y revisando la Nomenclatura Común de Mercosur (NCM) contentiva del Arancel de Aduanas venezolano, dictado mediante Decreto N° 2.647, publicado en la Gaceta Oficial No N° 6.281 del 30/12/2016, encontraremos que en la SECCIÓN XV, CAPÍTULO 73 ambos relativos, únicamente a titulo referencial, a la clasificación de las mercancías vinculadas con los “METALES COMUNES Y MANUFACTURAS DE ESTOS METALES” y específicamente a la “FUNDICIÓN, HIERRO Y ACERO”. Dentro de esta estructura, se halla lo que se conoce como la partida 72.04, cuyo texto contempla los “DESPERDICIOS Y DESECHOS (CHATARRA), DE
FUNDICIÓN, HIERRO O ACERO”, lo que implica que todo aquello que objetivamente responda a este epígrafe, en principio, se clasificaría arancelariamente conforme a este texto. Empero, es necesario introducir en esta exploración, a los fines de reducir la subjetividad en la interpretación, la precisión del término Chatarra y a estos efectos luce conveniente observar el contenido de la Nota Legal 8 de la Sección in-comento (NL XV-8a), cuyo tenor es el siguiente:

 

“En esta Sección, se entiende por:
a) Desperdicios y desechos
Los desperdicios y desechos metálicos procedentes de la fabricación o mecanizado de los metales y las manufacturas de metal definitivamente inservibles como tales a consecuencia de rotura, corte, desgaste u otra causa”

De acuerdo a lo anterior, la definición de lo que el texto denomina CHATARRA deberá sólo comprender lo que atienda la precitada nota en conjunción con lo contemplado en el texto de la partida 72.04, circunscrito a que su materia sea la fundición, hierro o el acero. En abundancia, las Notas Explicativas de la Nomenclatura del Sistema Armonizado pertenecientes a esta partida, expresan que estos productos normalmente denominados Chatarra son de naturaleza variada y ejemplifica, citando:

 Desperdicios obtenidos durante la fabricación o el mecanizado de la fundición, del hierro o del acero, por ejemplo, las torneaduras, limaduras, despuntes de lingotes, de palanquillas, de barras o de perfiles.
 Las manufacturas de fundición, hierro o acero, ya definitivamente inutilizables como tales por roturas, cortes, desgaste u otros motivos, así como sus desechos; la chatarra se prepara generalmente por los procedimientos siguientes, para adaptarla a las dimensiones y calidades requeridas por los usuarios (a.- Cizallado o cortado al soplete de piezas pesadas y largas, b.- compresión en forma de paquetes sobre todo para las chatarras ligeras, principalmente con prensa hidráulica, c.- troceado de carrocerías de vehículos y otras chatarras ligeras, seguido de una separación (eventualmente magnética) para obtener un producto de densidad elevada y poco contaminado, d.- molido y aglomeración en briquetas de torneaduras de hierro y de acero, e.- fragmentado de manufacturas viejas
de fundición).

En este mismo orden de ideas, las Notas Explicativas expresamente pautan que la partida 72.04 no contempla los productos susceptibles de utilizarse para su uso primitivo tal cual o después de repararlos, o bien para otros usos, ni los productos que se puedan transformar en otros artículos sin pasar por la recuperación del metal.

 

Delimitada arancelariamente la temática, incumbe señalar que la exportación de este rubro está sometida, según la columna No 6 del Arancel de Aduanas, al Régimen legal identificado con la codificación No 4, esto es, según el artículo 21 del Arancel de Aduanas, el Permiso del Ministerio del Poder Popular con competencia en materia de Industrias. Traduciéndose esto, en que cualquier persona con intenciones de exportar este rubro, deberá previamente solicitar y obtener de esta cartera ministerial la debida autorización expresa que le permita ingresar la carga a la Zona Primaria de la Aduana de su preferencia, siempre y cuando el vehículo transportador arribe, zarpe,
despegue y/o parta, según se la vía a utilizar de la misma para hacer el trámite aduanero para materializar la exportación.

En este orden de ideas, es menester precisar que el Ejecutivo Nacional dentro de su política a este respecto, mediante decreto No 2.795, publicado en la Gaceta Oficial No 41.125 de fecha 30/03/2017, decidió, en el marco del estado de excepción y emergencia económica, prohibir la exportación de chatarra ferrosa dejando únicamente la vía de excepción y con autorización expresa del Vicepresidente o Vicepresidenta a las empresas del Estado exportar tal rubro. Es por esto, que a través del decreto 3.247, aparecido en la Gaceta Oficial No 41.323 de fecha
18/01/2018, se autoriza a la empresa pública CORPORACIÓN ECOSOCIALISTA EZEQUIEL ZAMORA,
S.A (CORPOEZ), entre otros rubros, a exportar chatarra ferrosa.

Lo anterior, evidencia que aparentemente una contradicción de restricciones aplicables a la exportación de chatarra ferrosa, no obstante, cualquiera que sea la interpretación lo único claro es que no está permitida la salida de este producto de nuestro territorio, bien por la aplicación del régimen legal 4 (salvo que se le otorgara al interesado solicitante) o bien porque se aplica la prohibición decretada. Siendo la único permitido, se reitera, mediante autorización superior, la exportación liderada por CORPOEZ por aplicación de la normativa que le otorgó la excepción. Esta confrontación de restricciones, un tanto alejada de la pauta prevista en el artículo 117 de la Ley
Orgánica de Aduanas que reserva la exclusividad al Arancel de Aduanas de imponer las restricciones aplicables al comercio exterior.

Así las cosas, mediante decreto 3.586 publicado en la Gaceta Oficial No 41.464 del 21/08/2018 se re-edita la versión del decreto No 2.795 inicialmente aludido, no obstante, el cambio fue ligero en lo que a la temática en análisis se refiere. Invoquemos su artículo 2:

 

“Se prohíbe la exportación de los residuos sólidos, chatarra ferrosa y demás materiales estratégicos mencionados en el artículo precedente. Solo excepcionalmente, y previa autorización de la Ministra o del Ministro del Poder Popular de Industrias y Producción Nacional, las empresas del Estado podrán exportar tales residuos sólidos, chatarra ferrosa y demás materiales estratégicos” (resaltado propio).

Como se valorará, se mantiene el criterio antes esbozado, excepto que la autorización de exportación para los entes gubernamentales será otorgada por el Ministro del Poder Popular de Industrias y Producción Nacional, en vez del Vicepresidente o Vicepresidenta de la Republica. Este entorno para aquellos interesados que no sean gubernamentales se constituye es un real impedimento para exportar, resultando incuestionable que la política del estado es reservarse la comercialización internacional de este rubro toda vez que lo califica de estratégico y vital para el desarrollo sostenido de la industria nacional.

Por Gerardo Silva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

buscar

¡Sea parte de nuestra familia!

Suscríbase en nuestro Blog y tendrá a su disposición toda la información que necesite de nuestros servicios, además de contenido útil para usted