EL PUERTO DE LA GUAYRA Y SUS ADMINISTRACIONES

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on skype
Share on email

La Concesión a La Compañía Guipüzcoana:
La corona Española, el 25 de septiembre de 1728 creó La Real Compañía Guipüzcoana y esta se encargó del gobierno y administración de las provincias que integraron la república venezolana. Va a durar 52 años esta concesión a los vascos de Guipüzcoa.

La compañía va a fijar e imponer controles y tarifas de una manera monopólica, en cuanto al uso de las instalaciones portuarias que construyó dicha compañía. Igualmente va a fijar todo lo relacionado a los aranceles aduaneros y los precios de las mercancías que se importan y exportan, sin que los productores venezolanos pudiesen ponerle precio a su esfuerzo por la producción agrícola.

Al iniciarse la gestión republicana en 1811, el puerto de La Guayra va a tener un periodo fatigoso, los gobiernos de Vargas y Soublette, se van a interesar por promover una legislación para cobrar aranceles a los productos, a fin de poder cubrir operaciones, mantenimiento y gastos de personal, y va a ser durante el segundo gobierno de José
Antonio Páez, cuando mediante la emisión de decretos se plantea la construcción de un nuevo muelle o tajamar, el cual va ser concluido durante el gobierno de Carlos Soublette, con una dimensión de 130 varas de largo, 20 de base, 6 de altura y con un valor estimado de 275.000 pesos. Es menester aclarar que un peso equivalía a 4 bolívares, lo que nos traduce que el tajamar costó un millón cien mil bolívares.

Va a ser durante la gestión de Guzmán Blanco, cuando se va a promover la construcción de una infraestructura más amplia acorde con la modernidad de los nuevos tiempos, lo cual fue construido con algunas deficiencias y destruido por los oleajes marinos. Y va ser nuevamente Guzmán Blanco en su condición de Ministro Plenipotenciario de Venezuela en Europa, quien el 21 de mayo de 1885, va a firmar un contrato con la compañía inglesa “Punchard, Mcjaggart, Lowther & Co”, mediante el cual se entrega en concesión el puerto de La Guayra por espacio de 99 años, a “La Guayra Harbour Corporation Limited”, hasta que López Contreras llegó al poder y lo restituye a la nación en 1939.

Dicho contrato especificaba la construcción de un rompeolas de 625 metros de longitud (aproximadamente) protegiendo un área marina con un espejo de agua alrededor de 90 acres (36,5 hectáreas) y 945 metros aproximadamente de malecones.

Por: Rubén Contreras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

buscar