DATA SHEET

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on skype
Share on email

Uno de los desafíos más frecuentes previo al inicio del procesar un embarque en Aduanas es conocer las mercancías contentivas del mismo. En oportunidades luce relativamente fácil, en otras es complicado dada la naturaleza del tipo de mercancías. La gran mayoría de legislaciones sancionan este incumplimiento, es decir, una incorrecta declaración arancelaria, no obstante, antes de entrar al mundo de la nomenclatura, es indispensable indagar sobre las mercancías, esto es, identificarlas plenamente. Si este paso resultaría dificultoso, por decir lo menos, encontrar una ubicación arancelaria apropiada. Algunas veces, se podrá esgrimir que es un tema de interpretación, empero lo que sí es cierto que la fase de identificación del producto, juega un rol cardinal.

 

Tal como se ha dicho en entregas anteriores, la identificación del bien es un aspecto, vital e imprescindible, el usuario deberá investigar todas y cada una de las características, rasgos y/o cualidades, entre otros datos, que identifiquen al bien a clasificar, entre otras, su designación técnica (recomendamos usar el nombre comercial únicamente como mera referencia), composición (puro o mezclado), uso, funcionamiento y demás tipologías. Esto completamente atado al concepto de Merceología, cuyo alcance, según https://es.wikipedia.org/wiki/Merceología, es:

“La ciencia que estudia la naturaleza u origen, composición o función de todas las cosas muebles susceptibles o no de comercio y conforme a ella, su clasificación, encargándose también del conocimiento de las impurezas y falsificaciones, y de los métodos para reconocerlas. También disciplina que estudia las características de las mercancías ya sea por su origen animal, vegetal o mineral o por función, de acuerdo al Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías.

Es la disciplina que estudia las mercancías, atendiendo al método de obtención, a su estructura, al proceso de elaboración, así como a su función o diseño. El objetivo desde el punto de vista aduanero es poder clasificarlas en la nomenclatura de comercio internacional Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancía

Ahora bien, estando contestes de lo vital que es la identificación de las mercancías para el proceso aduanero, bien para exportarlas o bien importadas para colocarlas a libre práctica o a disposición del consumidor, se hace necesario estar al tanto de cuáles son las fuentes de información para lograr el conocimiento pleno de las mercancías susceptibles de intercambio, pudiendo ser, entre otras, las siguientes: a) el proveedor, b) el fabricante, c) el importador. Cualesquiera que sea el origen de la información, lo ideal es que esté debidamente documentada, es por ello que existe el documento en el contexto internacional denominado DATA SHEET (FICHA TÉCNICA O FICHA DE DATOS). Este instrumento, según naturaleza del artículo, sintetiza sus características, uso, funcionamiento, propiedades, componentes, etc. y permitirá a los distintos usuarios involucrados, saber pormenorizadamente las especificaciones del producto. Es importante destacar, que no es un catálogo comercial ya que normalmente estos contienen información que obedece a otros fines.

 

Al hilo, el DATA SHEET adicionalmente contiene otras informaciones vinculantes y recomendaciones sobre el manejo del producto, su almacenamiento, su transporte y cualesquiera tipos de sugerencias de su fabricante, aunque existe otro documento similar, también emanado del productor identificado con el acrónimo de MSDS (Material safety data sheet), pero que es más orientada al debido uso o utilización del producto, en esencia, a la protección e integridad del operador y del medio ambiente tras su manipulación.  En oportunidades, es probable que las MSDS estén alineadas con alguna normativa particular, sobre las mejores prácticas de algún producto en particular.

Cabe considerar, que el análisis y debida interpretación de la información contenida en el DATA SHEET posibilitará hacerse un juicio crítico sobre las mercancías, es decir, facilitará su identificación, permitiendo a su vez, aplicar inequívocamente los principios de clasificación arancelaria a los efectos de determinar su numeral o código dentro de la nomenclatura.

 

Como en casi todas las normativas mundiales la codificación arancelaria, regularmente basada en el Sistema Armonizado, es exigida para la declaración de aduanas y esta, a su vez, es la guía para determinar la tarifa arancelaria aplicable, así como a los permisos a los que se encuentren sometidos los bienes objeto de exportaciones o importaciones. Además, no podemos pasar por alto la existencia de los acuerdos de integración entre países o grupo de ellos, que basan sus negociaciones a los fines de otorgarse beneficios (preferencias, desgravaciones, etc.), con base a la codificación arancelaria.

Lo anterior, demuestra la gran utilidad que posee el aporte, con suficiente antelación a la ejecución del proceso aduanero, del DATA SHEET, sobre todo para el representante aduanero quien muy probablemente llevará a cuestas la responsabilidad de determinar la codificación arancelaria apropiada, so pena de ser sancionado, quizás y conjuntamente con el declarante. Existen legislaciones aduaneras que permiten visualizar las mercancías antes de iniciar el procedimiento aduanero correspondiente. Esto es estupendo y permitiría simultáneamente con el DATA SHEET formarse un criterio claro, diáfano, integro e inequívoco sobre las mercancías, por contrario, existen legislaciones que lastimosamente esto no es permitido, lo que obliga al representante aduanero, en el mejor de los casos, a contar con el DATA SHEET o en su ausencia, sencillamente tratar de alinear y compilar informaciones dispersas de diferentes fuentes que pudieran ser poco explicativas o estrictamente comerciales, conduciendo esto a resultados adversos una vez declarados los efectos y ejecutada la inspección de las mercancías por parte de las autoridades aduaneras.  

DESCRIPTORES: DATA SHEET, MSDS, CODIFICACIÓN ARANCELARIA, MERCANCÍAS

 

Por Gerardo Silva  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

buscar

¡Sea parte de nuestra familia!

Suscríbase en nuestro Blog y tendrá a su disposición toda la información que necesite de nuestros servicios, además de contenido útil para usted