ALGUNOS TIPS SOBRE LA CLASIFICACIÓN ARANCELARIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on skype
Share on email

Para cualquiera que ejecute operaciones de comercio exterior oportunamente le tocará el momento de discernir con el tópico que nos ocupa. Desde inicio, es probable que la contraparte lo solicite, bien porque le es necesario en el proceso de procura de algún permiso o certificado o porque llega la consumación del ineludible procedimiento de Aduana cuyo dato resulta mandatorio para fines de Declaración de Aduanas. En razón de esto, se considera fundamental dotar a los lectores de una breve orientación, en el entendido que en los países existen procedimientos legales para avalar de forma anticipada la clasificación arancelaria o en su defecto la intervención de un especialista que coadyuve de manera extraoficial de acuerdo a la Técnica Arancelaria. Veamos en consecuencia esta orientación:

 

CLASIFICACIÓN ARANCELARIA: Método lógico y sistemático que de acuerdo a normas y principios establecidos en la nomenclatura del Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías (SADCM), permite identificar a través de un código numérico y su descripción, las mercancías susceptibles de intercambio internacional a fin de determinar la correspondiente tarifa aduanera con las respectivas formalidades y requisitos a que están sometidas.

PASOS:

  1. IDENTIFICACIÓN PLENA DEL BIEN: En este aspecto, por lo demás vital e imprescindible, el usuario deberá investigar todas y cada una de las características, rasgos y/o cualidades que identifiquen al bien a clasificar, entre otras, su designación técnica (se recomienda considerar el nombre comercial como mera referencia), composición (puro o mezclado), uso, funcionamiento y demás tipologías las cuales dependen de la naturaleza propia de cada mercancía, siendo ideal contar con Ficha Técnica del fabricante. Para ello, es recomendable tener presente el concepto de Merceología, para el cual nos apoyamos en el siguiente: “ (…) representa la ciencia que estudia la naturaleza u origen, composición o función de todas las cosas muebles susceptibles o no de comercio y conforme a ella, su designación y codificación (clasificación), encargándose también del conocimiento de las impurezas y falsificaciones y de los métodos para reconocerlas” (fuente: Merceología por: Reinaldo Monge Valverde y Dr. Rodolfo Arce Portuguez (2017).
  2. SOPORTE EN LITERATURA: Para el paso anterior, se sugiere apoyarse en enciclopedias, diccionarios, libros técnicos, reuniones con especialistas, etc. Sin el cumplimiento del paso 1) anterior, no es recomendable continuar con los puntos subsiguientes, ya que las posibilidades de éxito serán remotas.
  3. EXPLORAR EN LA NOMENCLATURA (SADCM): Una vez identificado el bien a clasificar, podrá incursionar en la estructura de la Nomenclatura, es decir:
    1. Utilizar los Títulos de Secciones y Capítulos (sólo a nivel referencial).
    2. Ubicar el o los Texto (s) de Partida (s) (expresiones de cuatro dígitos) susceptibles de corresponderse con la mercancía que intenta ubicar y revisar cualquier Nota Legal que pudiera afectar la clasificación del bien para el cual desea ubicar (Su función: excluir, incluir, definir, ejemplificar, clasificar, ampliar o restringir los textos de partida). Esto es, aplicación de la RGI N° 1
    3. Revise los antecedentes nacionales o internacionales (seis dígitos) de clasificación arancelaria del producto, incluso en idiomas distintos al español. Es probable que exista una Resolución Anticipada (consultar alcance en: https://www.grupogiraud.com/blog/las-resoluciones-anticipadas/) o cualquier otro dictamen.
    4. Consultar la Notas Explicativas (Auxiliar del SADCM). Para ampliación de esta herramienta se propone buscar: https://www.grupogiraud.com/blog/las-notas-explicativas/
    5. Utilizar las Reglas Generales de Interpretación N° 2 a N° 5, sólo si es necesario (para dilucidar el nivel de partida).
    6. Pre-concluya con una expresión arancelaria de cuatro (04) dígitos (Partida)
    7. Apóyese en la RGI N° 6 para conseguir el próximo nivel (subpartidas de seis dígitos).
    8. Finalice obteniendo un código arancelario válido de diez (10) dígitos, necesario para la Clasificación Arancelaria según el Arancel de Aduanas del país que corresponda y que a su vez use como base el SADCM
    9. Ejecutados estos pasos Ud. puede hallar tarifa Ad-Valorem y el Régimen Legal codificado (N° 1 a N° 20) aplicable (caso venezolano).
  4. Otras GUIDELINES:
    1. La nomenclatura del SADCM está organizada según los Reinos de la Naturaleza (Animal, Vegetal y Mineral) y de forma regular señala a las mercancías con designaciones técnicas.
    2. Dispone de Progresividad, esto es, su ordenamiento comienza desde los bienes menos elaborados hasta los más elaborados. Se aprecia a través del orden de los Capítulos y en la organización de las Partidas de un mismo Capítulo
    3. Cuenta con un índice de Títulos de Secciones y Capítulos en el cual podrá Ud. apoyarse, se reitera, como referencia. También, puede auxiliarse por la agrupación indicativa de los bienes según su Sector, léase: ALIMENTOS (Capítulos: 01 a 24), QUÍMICOS (Capítulos: 25 a 40 y 68 a 70), DIVERSOS (Capítulos: 41 a 49, 64 a 67 y 93 a 97), TEXTILES (Capítulos: 50 a 63), METALES (Capítulos: 71 a 83) MECÁNICO/ELÉCTRICO (Capítulos: 84 y 85), TRANSPORTE (Capítulos: 86 a 89), PRECISIÓN (Capítulos: 90 a 92)
    4. El SADCM posee dos (02) grandes Zonas de Clasificación indicativas, esto es, desde los Capítulos 01 hasta 83, se entiende que agrupa las mercancías según su Materia Constitutiva (MC) y de los Capítulos 84 a 97 de acuerdo a su Función (F).
    5. Otra gran asistencia es que su proveedor suministre el Código Arancelario del país de exportación dado que es muy probable que allí se utilice el SADCM como base de Arancel de Aduanas (o nombre similar). Normalmente, se le conoce Código Arancelario, dependiendo el país, con las siglas siguientes: HSC (Harmonized System Code), CUSTOMS TARIFF (Tarifa Aduanas), HC (Harmonized Commodity), HS (Harmonized System), HTS (Harmonized Tariff System), NCM (Nomenclatura Común de Mecosur).
  5. Para su seguridad jurídica, se recomienda efectuar de forma planificada, ante el SENIAT la correspondiente Consulta y así obtener su Oficio Clasificación Arancelaria.
  6. Recuerde que es poco recomendable, salvo que sea obligatorio en algún país, que el proveedor exprese el Código Arancelario en la Factura Comercial, ni en el Documento de Transporte (BL, AWB o CP).
  7. En Venezuela, existen penalidades por la incorrecta declaración de la Clasificación Arancelaria declarada tanto para los importadores y exportadores como para el representante aduanero que les asista.

 

Por GERARDO SILVA         

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

buscar

¡Sea parte de nuestra familia!

Suscríbase en nuestro Blog y tendrá a su disposición toda la información que necesite de nuestros servicios, además de contenido útil para usted