¿ALGUNA VEZ HA IMPORTADO “REFURBISHED”?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on skype
Share on email

Tal vez, en alguna ocasión, aunque haya sido navegando por la red, nos hemos tropezado con el término refurbished. Más en concreto, a la hora buscar para comprar algún producto de los ofrecidos por internet, regularmente para ser transportado como volumen Small Package” (Courier) o sencillamente, en condición de carga, lo que implica la adquisición para su envío y pago en atención al compromiso acordado con el proveedor es posible que los mismos sean refurbished. Este este vocablo de origen inglés, sobre todo ligado a artículos electrónicos, suele ser una tendencia relativamente novedosa, quizás estimulada por el “e-commerce”. Empero, estamos en presencia de mercancías que han sido, desde el punto de vista fabril, reconstruidas, restauradas o reacondicionadas con relación a su salida de fábrica, no traduciéndose necesariamente esto, que fueron artículos ya usados por los consumidores, ya que existe la probabilidad que en el momento del control de calidad hayan sido rechazados por cualquier causa justificada o en el momento de transporte o manipulación interna de alguna manera fueron averiadas o sufrieron pequeños daños. También, pueden ser artículos que estando en exhibición para la venta en tiendas o comercios y fruto de esta exposición, acusen algún deterioro.

 

Estos bienes, una vez soportado el proceso de renovación, serán ofrecidos en el mercado por el fabricante, vendedor o distribuidor, como refurbished, con un atractivo precio, es decir, con una cuantía muy inferior a otro de la misma marca y modelo.

 

Los comentarios precedentes, ineludiblemente y con criterio de inmediatez nos permiten alinearlos con las prácticas aduaneras, toda vez que, si los artículos refurbished son objeto de importación, han de someterse a su control como cualquier otro. La pregunta inevitable es: ¿cuál será su tratamiento? Al respecto, nos permitiremos colocar de relieve que el estado de presentación en la Aduana de las mercancías, es totalmente vinculante, ya que las condiciones al momento de configurarse el hecho generador de la obligación aduanera son determinantes. Es decir, calificarlas según el estado que ostenten para el momento en que se produzca la Declaración Aduanera.

 

Lo anterior, rápidamente coloca en la mesa de trabajo, entre otros, el elemento precio, ya que en este particular el mismo será menor con cualquiera que se compare, independientemente de su fuente (records de precios disponibles o simplemente búsqueda en internet). Es por esto, que dentro de los estándares comerciales es práctica que la condición de estas mercancías sea colocada en la Factura Comercial Definitiva (de obligatoria presentación en la Aduana) para que el representante aduanero, a su vez, lo haga constar en la sección de estado de las mercancías de la Declaración de Aduanas respectiva (regularmente en la declaración del valor). Así, el servicio aduanero que corresponda cuando evalué el caso en la inspección correspondiente, contemple esta variable comercial.

 

De este modo, partiendo de la premisa que el bien refurbished, es el resultado de una venta para la exportación con destino a otro país de importación, cuyo precio realmente pagado o por pagar fue pactado entre las partes (vendedor/comprador) y siempre que se cumplan el resto de las condiciones (por ejemplo, que no existan restricciones a la cesión, o prestaciones, reversión o vinculación comercial), no se aprecian argumentos objetivos para que sea objetado el precio declarado y por ende los conceptos impositivos asociados.

 

Al llegar a este punto, se debe indicar que lo expuesto en lenguaje aduanero no es más que el procedimiento principal para determinar el valor en aduanas denominado “Valor de Transacción”, el cual, con las adiciones que se efectúen en materia de gastos hasta el lugar de importación, según el “Incoterms”, acordado entre los contratantes (léase comprador/vendedor), conducirá a determinar la base gravable y esta cruzada con las alícuotas pertinentes, permitirá cuantificar los compromisos impositivos que el consignatario aceptante  habrá de enterar a donde corresponda, según paute el procedimiento de nacionalización. Hay que advertir, que estos comentarios únicamente se circunscriben a transacciones ordinarias y regulares, excluyendo lo atinente a regímenes especiales, verbo y gracia perfeccionamientos o sustituciones, los cuales tienen un tratamiento aduanero distinto y diferente al expresado.

 

Registrado lo anterior, luce oportuno especificar que es habitual que desde extranjero consulten, antes de ejecutar algún plan de envío, aspectos propios de las mercancías refurbished, para ilustrar, interrogantes tales como las siguientes: ¿Es necesario alguna licencia para la importación de productos refurbished?, ¿Cuál descripción es apropiada y requerida en la factura comercial para identificar las mercancías refurbished?. Existen países a nivel de Latinoamérica, que efectivamente exigen este tipo de formalidades, incluso de etiquetado o marcas individualizas en los embalajes o más allá el requerimiento de algún certificado emitido por el suplidor. Es por ello, que lucen oportunas este tipo de preguntas antes de embarcar para anticiparse a eventuales complicaciones.

 

Subyace entre todos estos detalles, en el evento que sus importaciones sean de mercancías de esta categoría y su volumen sea significativo, la recomendación de acompañar a este proceso un aval u opinión de la autoridad competente que se pronuncie sobre el precio de estos productos con estas peculiaridades y su aceptación por las autoridades. Así mismo, reiterar a su proveedor colocar en la factura comercial definitiva el estado de las mercancías, esto más la declaración de aduanas correcta, así como el cumplimiento de cualquier otro pedimento exigible, según el país de importación, le proporcionará la certeza de un exitoso “release” de Aduanas.

 

Por Gerardo Silva

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

buscar

¡Sea parte de nuestra familia!

Suscríbase en nuestro Blog y tendrá a su disposición toda la información que necesite de nuestros servicios, además de contenido útil para usted